Cuando se diseñó el programa de actividades para el verano 2016, se pensó en la satisfacción del gusto de todos porque es, precisamente el público, nuestra razón de ser.

Pero, si me pidieran mi opinión personal sobre el cierre del verano en este municipio, les confieso que superó  mis expectativas.

Durante sábado y domingo los amancieros tuvimos disímiles propuestas culturales, deportivas, gastronómicas y recreativas para decirle adiós al periodo estival.

Este año hicimos realidad el anhelado sueño de rescatar nuestro parque infantil, espacio que este verano sirvió de escenario a varias actividades programadas por diferentes organismos e instituciones amancieras, dirigidas a los pequeños de casa.

Allí se realizaron actividades entre la dirección municipal de deportes y cultura en la localidad las cuales incluyeron juegos de participación, adivinanzas, tesoros escondidos, trabalenguas.

Las  actividades nocturnas al estilo de “carnavalito” se convirtieron en un verdadero derroche de ofertas gastronómicas a todo lo largo y ancho de nuestra principal arteria que cerró con un bailable a cargo del gustado grupo Antares.

Realmente los inicios del verano en este sureño municipio tuvo algunos tropiezos, pero las autoridades locales pusieron todo su empeño para que tuviera un cierre diferente, por todo alto.

Las dificultades encontradas en el camino y la carencia de algunos recursos no fueron impedimentos para cumplir el objetivo, pues todo el pueblo agradeció y disfrutó de las actividades desarrolladas.

Hubo para todos los gustos y edades. Los amancieros despedimos este verano, convencidos de que en etapas posteriores se mantendrán los resultados de este en cuanto a aceptación del público se refiere.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar