El Laboratorio de Medicina Natural y Tradicional, perteneciente a la Dirección de Educación en Amancio, sobresale entre los de mayor producción entre sus similares del territorio tunero.

Ana Matilde Guerra Viera, especialista de este centro en la localidad, apuntó que en el año 2014 se entregaron 32 renglones sobrecumpliéndose los planes previstos.
Puntualizó que hubo deficiencias en la asignación de materias primas, tanto de la industria como de la agricultura, lo cual imposibilitó el aporte de medicamentos de alta demanda como la tintura de ajo, la crema de pino macho y el unguento de caña santa.

Ese colectivo elaboró también jarabes anticatarrales, cremas, champúes, fricciones, talcos y mentoles.

El destino final de dichos fármacos son las escuelas internas, seminternas y secundarias básicas, aunque llegan a todos los centros educacionales amancieros en dependencia de las demandas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar