La algarabía de niños, adolescentes y jóvenes confundidos en una apretada amalgama  de colores blanco, azul, rojo, amarillo y carmelita, matizó la bienvenida al curso escolar 2014-2015 en el municipio tunero de Amancio.

En esta localidad ubicada a 100 kilómetros al suroccidente de la ciudad cubana de Las Tunas, 53 planteles educacionales abrieron sus puertas para recibir a 5 475 alumnos de las enseñanzas primaria, secundaria, preuniversitaria y técnico-profesional.

Bienvenido Pérez Aguirre, director municipal de Educación, dijo que la cobertura docente está completa, con 871 maestros y profesores que se encargarán de garantizar el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Pérez Aguirre precisó que previamente fueron reparadas algunas escuelas, con mejoras en la carpintería, cubiertas, pintura, y arreglos de redes hidrosanitarias, entre otras acciones.

En este sentido elogió el apoyo brindado por los organismos y la comunidad en el acondicionamiento de los centros.

Agregó que también se distribuyeron la base material de estudio y de vida, así como los módulos con útiles para el desarrollo de las actividades docentes.

El sector educacional amanciero está listo para poner en práctica   transformaciones como situar dos maestros en cada aula de la educación primaria, y 4 tutores en secundaria básica para asegurar la preparación de los docentes.

Los planteles que se encuentran en lugares intrincados implementarán una sola sesión de clases, en tanto los niños dedicarán las tardes a responder las hojas de trabajo.

Entre los objetivos del calendario sobresalen la continuidad de estudios, la formación laboral y la orientación vocacional de los educandos, la calidad de los exámenes de concurso y el ingreso al nivel superior.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar