Lourdelina  Jiménez  Esquivel. Foto: Rafael Aparicio Coello.Lourdelina Jiménez Esquivel. Foto: Rafael Aparicio Coello.

Atender  al cliente con dedicación para que este se vaya complacido es algo que debe caracterizar a un  funcionario  o trabajador  que presta servicios, pero para insatisfacción nuestra no siempre sucede así, pero la invitada  que tengo frente a mí es de las que  con presteza y con una amplia sonrisa en sus labios nos recibe cuando traspasamos la puerta de acceso al Centro de Multiservicios de las telecomunicaciones en Amancio,  al sur de Las Tunas.

Ella es Lourdelina  Jiménez  Esquivel o simplemente Lourdes como la llaman los que la conocen, con sus 38 años de labor ininterrumpida rememora sus primeros pasos en el sector de las comunicaciones.

“Te diré que legué por casualidad en 1979 yo fui a hacer una llamada a la provincia de Camaguey en una pública que había en el antiguo centro de comunicaciones ubicado en ese entonces donde está ahora la Empresa Eléctrica y me encontré con Gaspar Conde, jefe de la misma y me propuso trabajar allí, acepté y luego  me incorporé al curso de operadoras y nada ya me vez sigo aquí”.

Con su afán de aprender, su ejemplaridad  y su amor por lograr acercar a las personas a través de la comunicación, Lourdelina en poco tiempo se convierte en la jefa de un grupo de 16 operadoras, divididas en dos brigadas, relata su participación en la limpia y siembra de caña y otras tareas sindicales que alternaban con su trabajo diario.

“En esos quehaceres me sorprende en el  2005 la noticia de que cerraría el centro por cambios de tecnología y me proponen el cargo de comercial pues ya había pasado un curso de ejecutiva de venta con calificaciones de excelente junto a tres colegas, ya en esa fecha estábamos en un local nuevo y con todas las comodidades para prestar un buen servicio”.

Con sus 57 años de edad y con una vasta experiencia Lourdelina tiene en su  haber la medalla 25 años que otorga el Sindicato de las Comunicaciones, por varios años fue seleccionada vanguardia y manifiesta con orgullo haber preparado a varias generaciones.

“Por estos días, la afluencia del público a las oficinas se ha incrementado con la venta de celulares, la instalación de los servicios de nauta-hogar y la sala de navegación instalada aquí, pero no pierdo la calma mi  premisa durante estas casi 4 décadas en el sector de las comunicaciones ha sido tratar con paciencia y delicadeza orientar y atender a los clientes”.