Gloria López Díaz, trabajadora de la sede del Comité Municipal del Partido en Amancio. Foto: Edilberto Revolta Falls.Gloria López Díaz, trabajadora de la sede del Comité Municipal del Partido en Amancio. Foto: Edilberto Revolta Falls.

El líder Histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, señaló en una ocasión al referirse a la valía de la mujer “Nunca fue puesto en lugar tan alto el heroísmo y dignidad de la mujer cubana” y esto se reafirma cuando dialogamos con colegas como Gloria López Díaz, trabajadora de la sede del Comité Municipal del Partido en Amancio, municipio de Las Tunas a la que sorprendimos en plena faena en el archivo central de esa dirección política.

“Yo comencé a trabajar muy joven como registradora en el Registro Civil de ahí me designaron durante varios años como administradora del Palacio de los matrimonios luego residí por un tiempo en la capital cubana y cuando regresé comencé de recepcionista aquí en el Partido y no me quedé ahí me prepararé y nada estoy en este local que vez resguardando los documentos clasificados y ordinarios, la historia de los núcleos y expedientes de la militancia”.

Gloria López Díaz, trabajadora de la sede del Comité Municipal del Partido en Amancio. Foto: Edilberto Revolta Falls.

En estos años de trabajo esta mujer carismática, responsable y comprometida, ha recibido todos los reconocimientos que otorga la dirección partidista por los años de labor, se ocupa en preparar a varias jóvenes y siente orgullo de estar entre los de mayor experiencia en esa institución política.

Con el brillo usual de sus ojos nos cuenta de sus actividades en el bloque 23 de agosto perteneciente a la delegación 8 de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) de los edificios.

“Desde los 14 años soy federada activa, tengo la Medalla 23 de Agosto,  participo en todas las actividades y claro que este 8 de marzo no va hacer diferente, desde hace varios procesos electorales soy madrina de la circunscripción 11 junto a otra mujer destacada Elsida Espinosa y hemos recibido estímulos por los resultados positivos en el voto de los electores, eso me compromete más con la Revolución”.

La familia, al decir de Gloria ha sido un puntal primordial en su vida laboral y reconoce el apoyo recibido de su madre, hermanos y su hija  a quien desde pequeña la mantuvo a su lado y hoy es parte de los trabajadores de la salud que elevan la calidad de vida en otras tierras hermanas.

“Ya tengo 60 años estoy pensando en la jubilación pero ya mi relevo está asegurado hay que  dar paso a la nueva generación,  ahora deben venir los nietos y tengo que apoyar a mi hija que me necesita, pero quiero decirle a las jóvenes que sigan nuestro ejemplo y que mantengan en alto nuestra premisa de ser Mujer, flor y trinchera”.

Gloria López Díaz, trabajadora de la sede del Comité Municipal del Partido en Amancio. Foto: Edilberto Revolta Falls.