Maridelka  Paneque  Méndez,  jefa del departamento de estudios clínicos. Foto: Niria Isabel Cardoso EstradaMaridelka Paneque Méndez, jefa del departamento de estudios clínicos. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada.

La licenciatura en laboratorio clínico es una carrera que requiere dedicación, empeño y mucha precisión, así me dijo muy resuelta esta profesional  que atesora una experiencia de 35 años de labor en el policlínico con servicios de hospitalización Luis Aldana Palomino en el municipio de Amancio, perteneciente a la oriental provincia de Las Tunas.

Maridelka  Paneque  Méndez, con 43 años de edad es desde hace años la jefa del departamento de estudios clínicos y  recuerda que cuando estudiaba en el preuniversitario Elio Cañete Peña  obtuvo la carrera de técnico medio  y por su perseverancia años más tarde terminó la licenciatura.

Maridelka Paneque Méndez, jefa del departamento de estudios clínicos. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada.

“Hasta ahora  mi labor ha estado encaminada  a que cada resultado de los estudios sea lo más certero posible, las limitaciones que tenemos producto a las afectaciones con el bloqueo de Estados Unidos a la isla van desde el déficit de reactivos, equipamiento insuficiente y de varios años de explotación que nos obligan a  apoyarnos en la labor de los aniristas y los eventos del fórum pues el objetivo es mantener la calidad de vida de los amancieros ”.

Llevar sus conocimientos a tierras hermanas también es una satisfacción para Maridelka, quién atesora dos misiones de colaboración una en Haití y la otra en la República Bolivariana de Venezuela, sobre ello nos cuenta:

“Yo guardo en un lugarcito de mi corazón estas dos misiones, pero te diré que la de Haití marcó mi vida,  imagínate que viví el terremoto en el mismo epicentro en el año 2010, fue terrible, rápidamente armamos un hospital de campaña y allí me desempeñé además como enfermera, hicimos pesquisas y todo lo que fuera salvar vidas, incluso renunciamos a las vacaciones que nos correspondía para esa etapa”.

“De Venezuela me quedan muchas experiencias la misión Barrio Adentro nos enseñó a hacer varias acciones de salud en las comunidades, trabajamos en la formación de profesionales en ese país y tratamos patologías que solo conocía en bibliografías en la carrera, por ello la bioseguridad era esencial en la disciplina de cada colaborador, te diré que regresé de ambas misiones con evaluación  satisfactoria”

Maridelka junto a los cientos de profesionales de la salud en toda Cuba se apresta a participar este primero de mayo en la concentración tradicional por el Día del proletariado Mundial el Primero de Mayo, porque al decir de ella es parte de su dedicación y amor a su profesión y a la Patria.