Pedro Ramos Ramos (Pedro Trinidad)

Dicen que un buen día recogió sus bártulos y con una guitarra a cuestas se fue de su natal ciudad, ciudad que le dio  sobrenombre e identidad,  a desandar horizontes  torciendo notas y acordes, entonando melodías donde al amor y el desencuentro fueron  protagonistas.