El 20 de marzo de 1965 se crea en el municipio de Amancio la primera Unidad Contra Incendios, cuya responsabilidad la asumió el soldado Oscar López Estrada, y originalmente estaba localizada en la popular calle de Los Cocos, actual avenida Primera, en el mismo sitio que ocupa actualmente la Terminal Ferroviaria.

Esta Unidad contaba de escasas técnicas y un personal especializado que dirigía las acciones en casos extremadamente necesarios, incluso con la ayuda de la población, protegiendo un área de 855 metros cuadrados.

Ya en 1990, año en que se construye un moderno edificio en la Avenida Sergio Reynó Reina, es inaugurado el actual Comando Territorial Sur, que da cobertura también a las localidades tuneras de Colombia y Jobabo.

De la heroicidad de los bomberos amancieros, se cuentan muchas historias. Todavía queda en la memoria colectiva, el siniestro registrado en 1971. Las llamas envolvieron los depósitos de combustibles, situados entonces en el Reparto El UNO.

También se recuerda la fatídica jornada del Primero de octubre de 1982, cuando por una negligencia humana en la Destilería Sevilla, aledaña al complejo agroindustrial Amancio Rodríguez, se produjo una enorme llamarada que movilizó recursos y técnica especializada de otras zonas.

Para apagar la sed devoradora de los fuegos, se dispone de cuatro carros cisternas y un cuerpo de jóvenes que cumplen el Servicio Militar Activo, quienes reciben una sólida preparación política y cultural.

Cuando se cumple el aniversario 43 de la creación del Cuerpo de Bomberos en Amancio, la cultura popular respecto a la extinción de los incendios está mucho más consolidada gracias a las acciones de prevención y educación que materializa este valeroso ejército.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar