Símbolos imperecederos

Los trabajadores del sector azucarero en esta localidad del sur occidente tunero rindieron homenaje a los líderes Amancio Rodríguez Herrero y José Oviedo Chacón, a 63 años de sus asesinatos.

Con un matutino especial en las tarjas que perpetúan la memoria de estos dos grandes hombres fue recodada la efeméride en la mañana de este 18 de septiembre.

El historiador Alfonso Aleaga Sanabria, al rememorar los sucesos de 1949, los calificó como hecho atroz, así como el silencio de la prensa de aquel entonces sobre el crimen, actuar que podemos comparar con la política seguida en torno al caso de nuestros Cinco Héroes injustamente prisioneros en cárceles del Imperio por luchar contra el terrorismo.

Aleaga Sanabria recordó las proféticas palabras del Capitán de la clase obrera, Lázaro Peña, cuando sentenció que las torres del antiguo central Francisco, algún día llevarían el nombre glorioso de Amancio Rodríguez Herrero.

El momento fue propicio para entregar el carné de militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), a Guillermo Figueredo, Yordankis Cervantes y Roberto Miguel Fernández, quienes laboran en la Unidad Empresarial de Base Central Azucarero Amancio Rodríguez.

Mailín Mir Corrales, secretaria de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en este tunero municipio, calificó a Amancio y Oviedo como hombres queridos y respetados por su entereza, y ratificó que el movimiento obrero será un eterno salvaguarda de sus ideales en pos de mantener las conquistas revolucionarias.

Actividades de recordación como esta tuvieron lugar en los colectivos laborales de las Unidades Empresarial de Base  Derivados y Atención a Productores, en la primera industria.

El homenaje a los líderes  azucareros continuará hoy con un acto central en el mausoleo que guarda los restos mortales de Amancio Rodríguez y José Oviedo Chacón, y una gala político-cultural en la sede del Sindicato Azucarero, lugar donde fueron asesinados el 18 de septiembre de 1949. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar