Hugo Rafael ChávezFrías

América toda recuerda este 5 de marzo al protagonista del despertar de nuestro continente. Venezolano de pura cepa, proveniente del seno de una familia humilde, dotada de la más sencilla educación y humanismo que convirtieron al “arañero de Sabaneta”, en la figura insigne que hoy el mundo venera.

En su período de mandato el comandante Hugo Chávez Frías logró revertir la historia de la mayoría de los venezolanos, entregándoles una verdadera patria y Defensor de la unidad como la principal arma para conquistar un futuro de cambio y progreso. Convencido de la degradación caótica del Capitalismo como sistema social para los pueblos, que a decir del él mismo: “No sería extraño que en Marte haya habido civilización, pero a lo mejor llegó allá el capitalismo, el imperialismo y acabó con ese planeta”.

Ese es el Chávez que vive en cada cubano, en cada amanciero, en cada hijo de esta tierra porque supo luchar por sus sueños de justicia, sin perder jamás la humildad y el respeto por sus antecesores.

En escuelas, hospitales, matutinos en cualquier lugar de este terruño se puede apreciar las muestras del pueblo de Amancio al presidente venezolano.

Estrechamente vinculado a Cuba, a Fidel, incluso antes de ser electo presidente de Venezuela, seguro y fiel al sueño latinoamericano, vocero de los más puros sentimientos de la gente, convencido que no se haría futuro grande si no se conocía el pasado grande que tuvimos.

Ese es el Chávez que queremos que recordamos, que se inmortalizó desde el Rio Bravo y hasta La Patagonia, ese es un Comandante por siempre.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar