La vicetitular de Salud cubana (al centro), intercambia con un joven graduado de la ELAM en el Hospital Comunitario de Referencia de Arcahaie.

PUERTO PRÍNCIPE.— La viceministra de Salud, Marcia Cobas, reconoció la "entrega y abnegación" de los integrantes de la Brigada Médica Cubana en esta nación, como parte de un recorrido e intercambio con los cooperantes del sector en instalaciones ubicadas en los departamentos Centro y Oeste.

La vicetitular de Salud, transmitió un mensaje de aliento a los colaboradores, a quienes dijo ser "consciente" de lo difícil que resulta encontrarse lejos de la familia y de la Patria, así como de que la "labor humanitaria" que ellos realizan "no podría pagarla ningún dinero en el mundo". Apuntó que justo ahí, radica su valor, la cual tiene sus "mejores frutos" en el reconocimiento positivo del pueblo y Gobierno haitianos.

Evocó el pensamiento "constante" que ha tenido el líder histórico de la Revolución por cómo ayudar a Haití, empeño que materializan los médicos cubanos con su presencia en la nación caribeña desde hace casi quince años y aseguró que la Brigada se encuentra en un momento oportuno para evaluar su contribución al fortalecimiento del Sistema de Salud e impacto en la calidad de vida del pueblo haitiano, lo cual definió como "el sueño de Fidel".

En ese sentido, insistió en que los cubanos permanecerán aquí, mientras las autoridades haitianas así lo dispongan, voluntad expresada por la máxima dirección de nuestro país y ratificada por Raúl.

Se interesó por la salud, alimentación, condiciones de vida y estado de las relaciones interpersonales de los colaboradores, a quienes convocó a terminar con éxito su misión, para luego regresar dispuestos a salir nuevamente hacia cualquier otra geografía en la que Cuba presta su ayuda solidaria y desinteresada.

Conoció detalles sobre los servicios y estado de conservación con que cuentan las instalaciones de Salud ubicadas en los diez departamentos del país e intercambió con médicos haitianos y jóvenes graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina que acompañan a Cuba en este "noble empeño".

Dijo irse con muy buena impresión de todo lo que ha visto, así como de la Brigada que ha encontrado, un colectivo unido, con hombres y mujeres "capaces y comprometidos con su profesión", a quienes exhortó a continuar trabajando.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar