Ser portador del VIH, es una experiencia difícil de compartir, sobre todo porque   muchos aun se niegan a protegerse de una enfermedad que ha costado numerosas vidas. Yamilka Arias Alarcón, es una joven amanciera, que hoy comparte con nosotros su realidad.

“Cuando me confirmaron que era VIH positiva tenia 23 años y no sabia nada sobre la enfermedad… estaba esperando un hijo,  se hizo necesario interrumpir el embarazo, admito que fue el  momento más difícil de mi vida, sobre todo porque mi realidad cambio completamente del día a la noche.”

“…Los primeros días los pase muy deprimida, no sabia como decirle a mi esposo y a mis padres que estaba enferma, recuerdo que muchos me rechazaron… al menos pude contar con el apoyo incondicional de la familia y de  los amigos…”

“…Es verdad que las cosas se ven desde otra perspectiva, pero ser portador de VIH, no te hace diferente a los demás, solo que debes cuidarte, porque no podemos inmunodeprimirnos, eso nos puede costar la vida…”

“…Hoy,  he aprendido a vivir con VIH, yo nunca estoy decaída, trato de mantener siempre una sonrisa en los labios, siempre trato de estar alegre, siempre busco una razón, para vivir.”

Actualmente esta joven mantiene una pareja estable que no es portadora de VIH-SIDA,   alguien que  ella cuida y protege por sobre todas las cosas.

Ahora  Yamilka, es una de las tantas voces que se elevan en este municipio de Amancio, para que otros, no corran su misma suerte.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar