Comprometidos  con su historia y su tiempo, una nutrida representación de estudiantes de la facultad de ciencias en el municipio de Amancio, recordaron  este domingo el abominable crimen  y la injusticia contra 8 estudiantes de medicina el 27 de noviembre de 1871.

A 140 años del suceso, los jóvenes amancieros tomaron por asalto la principal arteria de esta sureña localidad de Las Tunas, para  patentizar su repudio a la acción que cercenó la vida y el futuro de quienes no se pudieron graduar como médicos, pues una rosa roja y un juego, más tarde quedarían para siempre en la historia de la nación cubana.

La tarja martiana de esta localidad sirvió de escenario para la patriótica demostración de los jóvenes, quienes realizaron una escenificación de los hechos ocurridos aquel fatídico 27 de noviembre.

Una ofrenda floral al apóstol José Martí concluyó esta jornada memorable en la que la indignación y el desprecio hacia los enemigos de la patria, se hicieron presentes en los rostros de los participantes en el acto devenido tribuna de reafirmación revolucionaria.

Lidiurkis Reiman, estudiante de la Sede de Salud en Amancio, reafirmó que la historia es inolvidable, y  en cada acción que realizan los estudiantes universitarios se deben recordar a los que ayer supieron representar a esta nueva generación con todo el heroísmo que los caracterizó en el momento histórico que les correspondió vivir.

A los estudiantes de medicina del siglo XXI la misión que les corresponde es otra, es mantener las conquistas por las que ellos lucharon  y por la que abonaron este suelo con su sangre, expresó.

El recuerdo de los 8 estudiantes de medicina fusilados por el gobierno español hace palpitar de indignación al pueblo cubano que no olvida ni a uno solo de sus hijos ilustres.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar