La voluntad política del gobierno cubano permite a su sistema de salud desarrollar campañas dedicadas a elevar los niveles y la calidad de vida de toda su población; uno de ellos es el programa de cáncer de mama que protege a las féminas. 

Este tipo de tumor no solo afecta al sexo femenino sino también al masculino, y se caracteriza por el crecimiento anormal y desordenado de las células mamarias, que se propaga a otros órganos, sobre todo cuando no se diagnostica tempranamente.

Esta afección oncológica continúa en aumento tanto en nuestro país como a nivel mundial, constituyendo la primera causa de incidencia de cáncer para el sexo femenino y la segunda en mortalidad.

La doctora Saily Medrano Ledezma, especialista en ginecología de los servicios de salud en el tunero municipio de Amancio, precisó que este programa se lleva desde la atención primaria de salud en los consultorios del médico y la enfermara de la familia.

Medrano Ledezma apuntó que de forma periódica las féminas son examinadas, además de orientarlas sobre la forma de realizarse esta prueba en casa después de cada menstruación y educarlas acerca de mantener hábitos y estilos de vida saludables.

La especialista indicó que en caso de detectase alguna anomalía las  pacientes son enviadas a una consulta de patología de mama para que sean diagnosticadas en el menor tiempo posible.

Asimismo Mirna Ponciano, especialista del Departamento de Estadísticas de Salud en esta localidad ubicada a unos 100 kilómetros de la ciudad de Las Tunas, apuntó que en el 2014 ya han fallecido por esta cauasa 4 mujeres.

En este sentido los promotores y brigadistas sanitaria de la Federación de Mujeres Cubanas en Amancio, desarrollan acciones de educación para la salud con el objetivo de orientar sobre el autocuidado y a la responsabilidad individual en el control del cáncer de mama.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar