Apegados a los principios de solidaridad, altruismo y desinterés, los profesionales de la salud amanciera ofrecieron su disposición para unir esfuerzos contra la epidemia de ébola que azota a varios países del África Occidental.

En el municipio de Amancio, ubicado a unos 100 kilómetros de la oriental ciudad de Las Tunas, 3 integrantes de la Brigada Médica Cubana “Henry Reeve”, brindarán sus conocimientos en los lugares que se les asignarán.

Elsa Esquivel Zamora, Representante de Colaboración en esta localidad tunera, declaró que se trabaja en la confección de los expedientes de otros 25 licenciados en Enfermería.

En tanto, otros profesionales, técnicos y personal de servicio de la salud en Amancio, cuya cifra supera los 84, también reafirmaron su compromiso de ayudar en lo que sea necesario para el control del ébola en el continente africano, donde la enfermedad ha costado la vida a más de 4 000 personas.

Cuba fue el primer país en brindar sus recursos humanos para combatir el brote, significando el hecho de que nuestro persoanal de salud tiene una vasta experiencia prestando ayuda en situaciones excepcionales en países como Argelia, Perú, Pakistán y Haití, entre otros.

Bajo el principio de no dar lo que nos sobra sino compartir lo que tenemos nuestro país enviará un contingente integrado por 165 colaboradores de las Ciencias Médicas, de ellos 62 son médicos y 102 enfermeros, altamente calificados y con varios años de experiencia, muchos de ellos con más de una misión internacionalista.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar