Elevar la calidad de los servicios y acercarlos al pueblo es un propósito del sistema de salud cubano, empeño que se materializa en todo el archipiélago a través del ejército de las batas blancas.

Un ejemplo palpable es el tunero municipio de Amancio en el que funcionan un total de 12 consultas externas en el policlínico “Gerardo Rodríguez Arias”.

El licenciado en enfermería Rodolfo Lemes Velásquez, vicedirector de Asistencia Médica en esta suroccidental localidad tunera, apuntó que entre las especialidades se encuentran Pie Diabético, Deshabituación Tabáquica, Fisiatría, Genética, Alergia, Optometría y Óptica, Cirugía, Dermatología y Ortopedia, estas últimas las más demandadas por la población.

Lemes Velásquez precisó que a estas se unen otras 8 entre las que se cuentan Siquiatría, Gastroenterología, Urología, Angiología, especialidades de las cuales el municipio no cuenta con los recursos humanos calificados y de forma mensual un grupo de galenos de la cabecera provincial llegan para atender a los pacientes.

El directivo significó la calidad humana y profesional del personal médico responsable de dichas consultas, así como las acciones que se realizan para brindar las condiciones para incidir en la elevación de los niveles y la calidad de vida del pueblo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar