Adultos mayores que reciben una esmerada atención en la Casa de Abuelos del municipio tunero de Amancio. Foto: Edilberto Revolta Falls.Ante el progresivo envejecimiento de la población, el estado cubano desarrolla programas que garanticen la protección de las personas de la tercera edad, como son las Casas de Abuelos que elevan la calidad de vida y la atención de los adultos mayores.

En el municipio de Amancio, ubicado a unos 100 kilómetros de la ciudad de Las Tunas, funciona una de estas instalaciones con capacidad para 40 personas.
Maikel Vega López, administrador de este centro apuntó que los 9 trabajadores que aquí laboran se esmeran por prestar un servicio de excelencia para mejorar su atención.

Vega López añadió que para lograr este propósito recientemente la institución recibió un grupo de mejoras como la pintura de las áreas interiores y exteriores, la red hidrosanitaria, la carpintería y las aceras.

También puntualizó que recibieron luminarias, ventiladores y muebles para el descanso de los abuelos.

María de los Angeles Pineda Borrás, trabajadora social, explicó que no solo es el confort del inmueble, además se trabaja en la estabilidad emocional de los adultos mayores a través de las charlas sobre higiene personal, nutrición  y la Consulta Integral de un grupo multidisciplinario que evalúa de forma periódica su estado físico y emocional.

Resaltó además las actividades físicas, culturales y recreativas que realizan para su esparcimiento.

En tanto Carmen White, Virgen Rivero, María Fuentes y Rosario Rodríguez , elogiaron el humanismo y la solidaridad del personal que aquí laboran, las bondades del estado cubano que no descuida a los ancianos al crear instituciones como las Casas de Abuelos donde no solo reciben alimentación, sino también cuidados, carió y amor.

{AG}salud/abuelos{/AG}

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar