Al concluir el año 2013, el municipio de Amancio,-ubicado a unos 100 kilómetros de la oriental provincia de Las Tunas-, logró una tasa de mortalidad infantil de 6 punto 3 por cada mil niños nacidos vivos, inferior a la del período precedente.

La Licenciada en Enfermería Nélida Santiesteban Morales, asesora del Programa Materno-Infantil en la localidad, apuntó que también disminuyeron los indicadores de bajo peso al nacer y de natalidad, al producirse solo 480 nacimientos contra 534 reportados en el año 2012.

Santiesteban Morales agregó que en estos momentos se perfila la línea de trabajo encaminada a obtener una mayor calidad en la atención a las embarazadas y al niño menor de un año, manteniendo un estricto seguimiento en los consultorios del médico y la enfermera de la familia.

Precisó además que las gestantes con 24 y hasta 32 semanas se ingresan en las instituciones asistenciales, ya que en este período pueden nacer niños con bajo peso.

Por otra parte las embarazadas que arriban a las 38 semanas, ya sea por riesgos de salud o situación geográfica, deben ser hospitalizadas para brindarles un mayor seguimiento hasta la hora del parto.

No obstante, el municipio de Amancio tiene como reto en el presente año mantener la tasa de mortalidad infantil en cero, así como el resto de los indicadores de este programa que mide el desarrollo de cualquier localidad, provincia o nación.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar