Casa de abuelos de Amancio

La tercera edad es un desafío para quienes llegan a esta etapa de la vida. Aunque muchos no aprueban ciertos cambios, se experimentan caminos desconocidos que fortalecen la espiritualidad para hacerlos más útiles.

Instituciones como la Casa de Abuelos en Amancio, al sur de la provincia de Las Tunas, es un ejemplo de dedicación hacia sus integrantes que aseguran, es  su propio hogar. Alegan, además, que cuentan con una excelente alimentación y muy balanceada, según las normas establecidas.

Los directivos se encargan de la sistematicidad con que reciben las visitas de los especialistas del Inder, rehabilitadores y psicólogos. Estos últimos los enseñan a  emplear la terapia ocupacional en su propio beneficio.

Algo que esperan  con agrado son los encuentros de la Cátedra Universitaria del Adulto Mayor, donde debaten temas cotidianos de su propio interés, gracias a la colaboración de profesionales  de la localidad.

En el 2016 aumentó la capacidad de la Casa de Abuelos. En estos momentos ya suman 45, y tramitan 5 solicitudes más para llegar a los 50 abuelos. Asimismo, recibieron en el mes  de enero mobiliario nuevo, además de caja dispensadora de agua, refrigerador y nevera.

El gobierno cubano fortalece cada programa que tenga relación con la calidad de vida de los ancianos. Cuidar a esas personas que peinan canas y con una experiencia vital en nuestras vidas, es también  proteger un patrimonio que llevamos dentro por lo que fueron y  brindaron con amor  sin esperar nada a cambio.

Casa de abuelos de Amancio

Casa de abuelos de Amancio

Casa de abuelos de Amancio

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar