Pacientes psiquiátricosEl personal del hospital psiquiátrico Clodomira Acosta de Las Tunas aboga por estrechar el vínculo de la familia con los pacientes para lograr reinsertarlos a la sociedad y garantizarles una mayor calidad de vida.

Alba Iris Hernández Silva, jefa de asistencia médica del servicio de larga estadía en el centro, explicó que en los últimos años han acogido a muchos pacientes que por sus características, una vez compensados, pudieran incorporarse a la comunidad. Sin embargo, conceptos equivocados y el abandono de la familia propician una estancia prolongada del afectado en el hospital.

"No pocos familiares piensan que el enfermo debe permanecer aquí, cuando en realidad necesita el roce y el cariño de los más allegados. En muchos de los casos nos convertimos en su única familia", enfatizó la doctora.

Quienes llegan hasta la instalación médica son personas con afecciones psiquiátricas, que también pueden padecer otras dolencias. Su comportamiento–incluso agresivos- son consecuencia de la enfermedad; hay que ser tolerantes, brindarles afecto, comprensión y cuidados.

"Tenemos varios ejemplos de pacientes que al incorporarse a su medio se descompensan porque no reciben el tratamiento adecuado. Muchas familias manifiestan que no tienen el recurso ni las condiciones para mantenerlos en casa. También conocemos a personas con solvencia económica que rechazan a sus enfermos", manifestó Gervacio Sánchez Moisés, especialista en psiquiatría.

Corresponde a la familia asumir su responsabilidad como institución base de la sociedad. Ciertamente no siempre se está preparado para tratar a un enfermo con afecciones psiquiátricas, pero con la ayuda de psiquiátricas, psicólogos y otros especialistas se puede aprender a lidiar con determinadas situaciones y lo más importante, ofrecer al afectado una vida con mejor calidad.

Fuente: Periódico 26

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar