Cuidar de ellos, aún antes de nacer
Cuidar de ellos, aún antes de nacer

La llegada de un nuevo integrante a la familia siempre es motivo de alegría en cualquier hogar cubano. Comienza entonces una carrera contra el tiempo que no termina aun con el nacimiento del bebé.

Sin embargo, pocos se detienen a pensar cuánta responsabilidad encierra traer un niño al mundo y cuantas personas toman partido en ello.

El Programa Materno Infantil, constituye una prioridad para el Ministerio de Salud Pública cubano. Una de las principales conquistas de la Revolución, que en el municipio de Amancio también cuenta con los recursos y personal capacitado para desarrollarlo con éxitos.

Desde el mismo momento en que se le diagnostica el embarazo a la futura madre, comienza el seguimiento a ella y su bebé, encaminado a garantizar el buen desarrollo prenatal y el feliz nacimiento.

Las gestantes son atendidas semanal mente en sus correspondientes consultorios del médico y la enfermera de la familia y cada tres meses se les realiza el chequeo para conocer su estado de salud.

Cuentan también con un hogar materno donde son ingresadas  aquellas que se encuentran en la denominada semana de riesgos, las que requieren atención especializada por diversos motivos y las que están a término.

Allí existe un grupo básico de trabajo, done intervienen varios especialistas para disminuir cualquier tipo  de riesgo.

Lo cierto es que tanto la madre como el bebé centran la atención de quienes les quieren bien.

Sin embargo todo esfuerzo es poco sin el apoyo de la familia. Aun existen indisciplinas que deben enfrentarse desde la familia y apoyar a los médicos en la labor educativa con las gestantes.

Recordemos que la llegada de un nuevo miembro a la familia es un regalo de la vida y por su bien haremos todo casi todo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar