Medicina Natural y Tradicional: La cura desde la naturaleza Medicina Natural y Tradicional: La cura desde la naturaleza

Las Tunas.- Figurando en el logo de empresa farmacéutica y de colorantes Bayer que popularizara su nombre a inicios del siglos XX, la aspirina, aséptica en su blancura y encerrada en el  blíster, sigue siendo el arquetipo de la medicina moderna. Eso lo saben los vendedores del mercado de las especias de El Cairo, más ellos continúan vendiendo la corteza de sauce que ya figuraba en los papiros de farmacología faraónica egipcia como un efectivo remedio contra el dolor. De hecho el sauce contiene altos niveles de ácido salicílico, el componente activo que luego se usaría en el medicamento más famoso de la atención médica moderna.

La sintetización artificial de los medicamentos hizo que la gente no repare en que la mayoría de lo considerado creación exclusiva de los laboratorios tiene su origen en plantas o minerales. Cayó en el olvido que Hipócrates, conocido como el padre de la medicina, sostuvo que la fuerza curativa para las enfermedades se encontraba en el poder restaurador del propio organismo con la ayuda de los elementos de la naturaleza.

Por suerte, en las últimas décadas, los estudios  empezaron a visualizar los métodos no convencionales. El éxito de las terapias como la Acupuntura, la homeopatía y el uso de las plantas se han expandido mundialmente.   Ya hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que en el marco de la atención primaria pueden combinarse Medicina Natural y Tradicional (MNT), las terapias naturales, y la medicina occidental moderna en beneficio del afectado.

farmacia medicina verde“LA MEDICINA ES EL ARTE DE IMITAR LOS PROCEDIMIENTOS CURATIVOS DE LA NATURALEZA” (HIPÓCRATES).

Muchos tuneros adquieren  las bondades de lo natural en la farmacia de Medicina Verde Michael de Witte, de la capital provincial. “Compro jarabe anticatarral porque son muy buenos y confiables”, afirma Frank Camejo. Muy cerca está Eliseo Morenos, quien espera su turno. “Favorecen y estimulan al organismo, además de prevenir diferentes afecciones. Aquí por ejemplo encuentro las cremas de caña santa, llantén, el pino macho entre otros”, dice.

La técnica Karelia Mora Salas con más de 20 años en este establecimiento confirma que los jarabes son los más demandados por la población. “A muchos nos viene la preferencia por esta medicina de nuestros ancestros. Las personas también solicitan los homeopáticos, conocidos como alivhios, y el Vidatox que se emplea para calmar los dolores del cáncer y según las investigaciones también resulta efectivo para las afecciones crónicas”.

En esta unidad se brinda además,  una consulta de psicología y quienes lo requieren reciben la terapia floral, que son gotas sublinguales hechas a partir de esencias florales, a partir de los principios establecidos por el doctor Edward Bach. Ayuda a equilibrar una característica o el estado emocional negativo como el miedo y la falta de confianza.

“En nuestros dispensarios –agrega- elaboramos algunos homeopáticos de uso odontológico destinados a las área de urgencia en todas las clínicas dentales”.

Ante la ausencia de algunos productos de uso habitual, Mora recomienda  a los clientes sustituirlos por otros también de probada eficacia. “Lo ideal es consultar la pizarra informativa y preguntar a los médicos, y a quienes estamos de este lado del mostrador sobre las otras alternativas. “Recientemente recibimos la información de que muchos de los homeopáticos que estaban en falta volverán a afluir en nuestros mercados”, concluye.

CONTRA CADA PADECIMIENTO CRECE UNA PLANTA. (PARACELSO. SIGLO XVI)

medicina-natural-laboratoriBuena parte de lo que se expende en la “Michael de Witte” se elabora en uno de los cinco laboratorios dedicados a la producción local de estos medicamentos. Mairelis Hechavarría Pérez, especialista principal de uno de estos centros, ubicado en el municipio cabecera, comenta que el cuadro básico nacional es de 97 productos, pero aquí se elaboran 53 de ellos.

“Son de origen natural e inocuos, sin reacciones adversas. El país se ha enfocado en la MNT para cubrir el déficit actual de fármacos convencionales. Contamos con la materia prima para producir el champús, la crema de caña santa, el jarabe de cebolla y otros que dejaron de hacerse por un tiempo porque no existían las condiciones.   

“Nuestra instalación –continúa- está en remodelación y hemos recibido nuevos equipos que nos permiten fabricar otros renglones como la crema de aloe (conocida como sábila).

Entre los grupos farmacéuticos que fabrican se encuentran  los antipiréticos (la caña santa y el toronjil de menta...) broncodilatadores (orégano, caña santa y orégano y romerillo), anticatarrales (cayeput, orégano, naranja...) antiséptico (caléndula extracto fluido, los colutorios de llantén...) pediculicida (plátano y añil) antihipertensivo (gotas de ajo, propóleos tintura) y antimicótico (pino macho, mangle rojo).

El laboratorio está dividido en varias áreas para garantizar la eficacia en los procesos. Aquí se realiza el control de la calidad físico, químico y microbiológico de las producciones terminadas de toda la provincia. Al respecto la licenciada  Oslady González  señala que se valoran varios aspectos como el pH, la densidad, principio activo e índices de refracción. “Si están dentro de los parámetros se distribuyen por la red de farmacia. También fiscalizamos las materias primas antes de hacer el proceso”, expresa.

SOLUCIÓN PERMANENTE

Con la crisis económica tras la desaparición de la Unión Soviética Cuba tuvo que echar mano a muchas técnicas de fabricación de medicamentos que la acercaron a los métodos tradicionales. Luego esos procederes fueron reconocidos paulatinamente por el Ministerio de Salud Pública como especialidad médica que emplea métodos para la promoción de salud, prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los padecimientos. 

lidiajefa prog medicina naturalSi bien esta rama está avalada, principalmente, por la experiencia práctica existe una verdadera  intención de profundizar en los conocimientos, a la luz de la ciencia. Sobre el particular la doctora Libia Lezcano Faura, responsable del Programa de MNT, en Las Tunas refiere que el propósito es “ incentivar  las investigaciones para atribuirle un verdadero carácter científico y tratar al paciente de una manera más integral. Prestamos especial atención a la formación de especialistas para que estos a su vez trasmitan los saberes a otros galenos”.

A través de un sistema muy bien organizado, los pacientes en esta localidad obtienen los beneficios. “En cada área de salud –explica- funciona una consulta con un médico diplomado en MNT para atender los casos remitidos desde los consultorios, en los cuales también labora un personal preparado e incluso en algunos de estos locales se aplica la acupuntura.

“El nivel secundario de asistencia destina renglones de uso terapéuticos a los cuerpos de guardia y a los ingresos. En el  hospital provincial Ernesto Guevara de la Serna se ubica el local de referencia.

 Lezcano asegura que este territorio posee los insumos necesarios para realizar la labor.  Se han recibido equipos de laser terapia, específicamente los que se usan  para la estimulación de los puntos acupunturales y otros de ozonoterapia, modalidad que se introdujo el pasado calendario.

“Nosotros los defensores de la MNT estamos convencidos de su efectividad. Tratamos de formar a los nuevos profesionales en estos conceptos. Desde hace varios años se comenzó a implementar el programa y las estadísticas muestran un incremento del número de personas asistidas”. 

La voluntad política de estimular el desarrollo de la medicina verde y su creciente popularidad constituyen un importante avance a favor de la salud. Un camino seguro para sustituir importaciones y sobre todo, mejorar la calidad de vida de la población.

______________
Fuente: 26 Digital

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar