Policlínico con servicios de Hospitalización “Luis Aldana Palomino”. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada.Policlínico con servicios de Hospitalización “Luis Aldana Palomino”. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada.

El bloqueo afecta al pueblo cubano, por su carácter genocida y extraterritorial, un ejemplo palpable está en la salud.

En el informe anual que elabora el Ministerio Cubano de Relaciones Exteriores para evaluar el período comprendido entre abril de 2017 a marzo de 2018, aparece que los daños al sistema de salud cubano son superiores a los dos mil 500 millones de dólares en casi 60 años.

En el municipio de Amancio por ejemplo en el Policlínico con servicios de Hospitalización “Luis Aldana Palomino”, hoy los pacientes con enfermedades renales crónicas deben trasladarse a la cabecera provincial a unos 100 kilómetros para recibir la atención debido a la carencia de una pieza, para la planta de tratamiento de agua.

Este aditamento es indispensable para el adecuado funcionamiento de la planta y es imprescindible pues de ello depende la salud de los afectados.

Asimismo en el Departamento de Medios Diagnósticos se ven reflejadas las huelas del bloqueo con reactivos para realizar las determinaciones de varias enfermedades, así como de algunos equipos.

En la sala de medicina y en la terapia intensiva, existen dificultades con medicamentos y sobre todo los antibióticos de amplio espectro para la atención de distintas patologías.

Estos se sirven en muy baja cobertura, pues son importados y se depende de terceros países para adquirirlos muchas veces a un mayor costo, hay que buscarlos en mercados distantes.

También se incluyen en la lista de las afectaciones de esta cruel política los equipos de suero, las vénulas para la administración de medicamentos, las camas especializadas, muchas de ellas con elevado deterioro y a las que hay que reparar constantemente por sus años de explotación.

Buena parte del mobiliario y equipos tienen más de 20 de uso datan de la inauguración de la mencionada institución médica. ¿Cuántas personas y familias, sufren estas carencias y limitaciones?

A todas estas problemáticas que ocasiona el cerco económico, comercial y financiero que se impone desde la Casa Blanca a Cuba, se suma que a los médicos cubanos y otros profesionales del sector, se les entorpece el poder participar en encuentros, congresos  a nivel internacional  para intercambiar experiencias.

No obstante todas las limitaciones que se nos imponen, el ejército de batas blancas se crece a diario en función de elevar los indicadores de salud y la calidad de vida de los cubanos.

De ello dan muestras fehacientes no solo en el país donde alcanzamos cifras notorias que solo se comparan con países del  primer mundo, sino también en el exterior combatiente epidemias como el Ébola, lo que dice mucho de su capacidad y profesionalismo.

Próximamente se votará en las Naciones Unidas, la resolución necesidad de poner fin al bloqueo contra Cuba, esperamos como siempre el apoyo de la comunidad internacional, y la aspiración de que el gobierno de los Estados Unidos no continúe por capricho privando a los cubanos, de continuar elevando la calidad de uno de los más elementales derecho del ser humano; la salud.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar