Imprimir
Categoría: Salud

Balance anual del sector de la Salud en el municipio de Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

En el balance anual del sector de la Salud en el municipio de Amancio se examinaron las fortalezas y debilidades de cada uno de los programas que siguen, así como los retos para el actual calendario.

En el encuentro se analizaron los indicadores de impacto del Programa Materno Infantil, la necesidad de seguir de forma sistemática a la embarazada y al niño menor de un año,  así como la atención al riesgo reproductivo preconcepcional, y a la pareja infértil.

Balance anual del sector de la Salud en el municipio de Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Por otra parte se abordó la atención estomatológica que cumplió sus propósitos  con excepción de las prótesis, debido a la falta de algunos recursos, aunque se buscaron alternativas para no dejar desprotegido el servicio.

Las principales dificultades en cuanto a los medicamentos e insumos estuvo centrada en las limitaciones que presentó el país, pero a partir de la planificación y ahorro de los recursos se mantuvo la vitalidad de los servicios.

No obstante se precisa continuar trabajando en el Medicina Natural y Tradicional, como vía alternativa y eficaz para enfrentar el déficit de algunos fármacos.

Los problemas estructurales sobre todo en la cubierta del Policlínico con servicios de hospitalización “Luis Aldana Palomino” limitaron servicios como los quirúrgicos y de cesáreas, pero se reconoció que fue operado el 95 % de los pacientes y solo se remitieron los casos graves o complicados.

Balance anual del sector de la Salud en el municipio de Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

En cuanto a la atención al grave se logra un alto nivel de supervivencia de los pacientes que ingresan a ese servicio, y en la subdirección de enfermería se reconoció el desempeño de este personal, sobre todo en puntos claves como el Cuerpo de Guardia del policlínico local.

Por otra parte en el año recién concluido Amancio, no registró casos autóctonos de arbovirosis, un resultado que corresponde a la subdirección de Higiene y Epidemiología.

No obstante los resultados, persisten dificultades que responden a falta de seguimiento, de percepción, limitaciones con recursos materiales y humanos, y en ese sentido deben perfilarse las acciones para que en el actual calendario, las dificultades se reviertan en mayor calidad de vida para los amancieros.

El doctor Ariel Guevara Bringas, director del Área de Salud en Amancio, llamó a  trabajar de forma responsable, a ser austeros, y a comprar solo lo que sea necesario para darle un uso eficiente al presupuesto, a partir del ahorro de cada recurso.

En el balance anual del trabajo de este vital sector en la más sureña de las comarcas tuneras, estuvo presente Damisela García Cedeño, miembro del Buró del Partido en la localidad, quien encomió el desempeño de los trabajadores y los convocó a elevar la calidad en la atención al pueblo.