Servicio de Hemodialisis en Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

Que la salud en Cuba es una prioridad y una conquista social es una realidad palpable, sólo debemos volver la mirada a los desvelos del Estado para a pesar de las serias limitaciones de recursos que enfrenta garantizar la atención de los pacientes con Enfermedades Renales Crónicas.

A la Isla adquirir un riñón artificial en el Mercado Internacional cuesta 18 000 dólares y una  hemodiálisis está valorada en unos 327 dólares, por lo que un paciente que reciba a la semana tres tratamientos que sumarían 12 sesiones, la cifra alcanzaría los 4 000 dólares.

Servicio de Hemodialisis en Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada

La doctora Ariannys Cordero Carmenate, jefa del Servicio de Hemodialisis en Amancio, explicó que hoy se atienden 26 personas, que tienen aseguradas todas sus horas de  tratamiento, así como los equipos,  insumos  y medicamentos.

Cordero Carmenates, destacó que en caso de aquellos que no tienen disponibilidad se sustituyen por similares, pues la prioridad es que estos pacientes eleven su calidad de vida y su bienestar.

Asimismo Anselmo Cordero, chófer del servicio, dijo que tienen un contrato con la Empresa Cubataxi, y ella les garantiza tanto el combustible como el transporte para el traslado de los pacientes para el tratamiento y luego regresarlos a sus lugares de residencia .

Las serias limitaciones de recursos que provoca la cruel política del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba, no mella en la voluntad del Gobierno de la Isla y su sistema de salud para preservar la vida a los pacientes que sufren enfermedades renales crónicas.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar