Un premio para nuestros valientes. Foto: Danay Naranjo Viñales

El ejército de batas blancas constituye uno de los sectores más amplios dentro de la sociedad amanciera, a la vez que representa una fuerza imprescindible en el enfrentamiento al nuevo coronavirus y la preservación la vida humana.

Por tal motivo el policlínico con servicios de hospitalización Luis Aldana Palomino, de esta localidad, acogió el acto de reconocimiento al personal médico por los resultados en la labor de los últimos tres meses.

Se estimularon los médicos, enfermeras, tecnólogos, personal de apoyo y servicios, quienes día a día, contribuyen de manera efectiva al logro de los indicadores de salud que hoy exhibe Amancio.

A nombre de los reconocidos, Juan Miguel Fernández Villalobos, secretario de la sección sindical Cuerpo de Guardia, expresó la satisfacción por el cumplimiento del deber.

"La misión principal fue atender a los pacientes que llegaron hasta el cuerpo de guardia de nuestra área de salud, tanto con síntomas respiratorios agudo como con cualquier otra aflicción. No nos limitamos a lo que nos toca, acudimos al llamado en cualquier otra acción siempre con el compromiso de garantizar la salud de las personas".

Fernández Villalobos reconoce que como parte de las jornadas, estuvo la labor educativa

"En ocasiones llegaban algunos que no traían el nasobuco o no querían lavarse las manos y ahí entrábamos nosotros, con la paciencia que nos distingue, le explicábamos la necesidad de que lo hicieran y lo convencíamos. Fue un reto que ganamos, así como ganaremos la batalla contra la Covid-19"

Al sur de Las Tunas la cotidianidad se matiza con el ir y venir de quienes no encuentran límites en la lucha constante por la vida humana. De esos que por estos días, a pesar de las máscaras y vestuarios complejos, siguen siendo nuestros valientes.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar