Cuba, bajos niveles de precipitacionesSi bien es cierto que ha llovido en los meses de agosto y septiembre, no se pueden descuidar las medidas para racionalizar el uso del agua.

Existen en el país ocho cuencas subterráneas en estado crítico y según los reportes meteorológicos, no se espera que octubre sea un mes de abundantes precipitaciones.

Así lo comentó Abel Salas García, vicepresidente primero del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) durante rueda de prensa celebrada en la mañana de ayer en la propia institución, donde se actualizó la —nada halagüeña— situación hidrológica que presenta el país desde hace meses.

Para enfrentar tal problemática se ha creado un plan nacional de medidas que tienen que ser adoptadas por aquellos actores implicados en el uso racional del agua. Se trata de un documento trabajado de forma minuciosa y en el cual participaron entidades como el Instituto de Planificación Física (IPF), los ministerios de Comercio Interior, In­dus­trias, Agri­cul­tura y otros organismos. Ahora el texto, según Salas García, se en­cuentra en espera de los criterios finales de los ministerios implicados, para posteriormente ser presentado a la máxima dirección del país.

Una muestra que refleja la necesidad de tomar medidas para enfrentar de forma racional y efectiva el agua, son las cifras de pre­­­cipitaciones durante el mes de septiembre, al registrarse un acumulado nacional de 149,4 milímetros para un 80 % de la media histórica. Sin embargo, el periodo mayo-septiembre del 2015 se cataloga como el sexto más seco desde el año 1901.

Argelio Fernández, especialista principal del servicio hidrológico del INRH, sostuvo que el acumulado nacional de los embalses al concluir septiembre es de 3 821 millones de metros cúbicos, para un 42 % de llenado. Pero de los 242 em­balses, 83 se encuentran con menos de un 25 % de su nivel de llenado y 18 están totalmente secos.

“En el caso de La Habana y Santiago de Cuba son las dos provincias que reportan una capacidad de llenado inferior a la reportada al finalizar agosto, mientras Las Tunas tiene sus niveles en 24 %”, detalló el especialista del INRH.

Sobre el estado de las cuencas subterráneas se indicó que de 100 cuencas que tiene el país, 24 se hallan en estado desfavorable y ocho en situación crítica. En relación con este apartado, Salas García dijo que para el próximo lunes se realizará una evaluación de las cuencas Almendares-Vento y

Ariguanabo, con la finalidad de adoptar nuevas medidas en la distribución del agua en La Habana.

Durante la rueda de prensa el viceministro primero del INRH resaltó que preservar el vital líquido es tarea de todos y llamó a las personas a que utilicen los números de atención a la población de cada oficina mu­nicipal de acueducto y alcan­tarillado para reportar las roturas detectadas.

“Como alternativa, también se puede contactar con el Grupo Empresarial de Acueducto y Alcantarillado, de lunes a viernes, siempre en horario laboral mediante el teléfono 78355301 o con el departamento de atención a la población del INRH a través del 78353558”, puntualizó el directivo, quien agregó que primero se debe contactar con las oficinas municipales para co­municar la existencia de salideros y otras averías.

Recorrido por zonas del acueducto de Albear en Palatino, Taza grande de vento
 Existen en el país ocho cuencas subterráneas en estado crítico y según los reportes meteorológicos, no se espera que octubre sea un mes de abundantes precipitaciones. Foto: Jose M. Correa

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar