Cuba CaribeLa Habana se prepara para acoger el mes próximo a la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), donde participarán representantes de las 25 naciones miembros de la organización.

En el evento, a realizarse del 2 al 4 de junio, está prevista la aprobación de una De­claración y un Plan de Acción que contribuyan al proceso de re­novación del ente, según una nota del Ministerio de Re­laciones Ex­te­riores de Cuba.

Como parte de los preparativos de la Cumbre, el secretario general de la AEC, Alfonso Múnera, efectuó en abril una visita a la Isla, donde sostuvo una reunión con Marcelino Medina, viceministro primero del Minrex.

El encuentro sirvió como plataforma para dialogar sobre la elaboración de los documentos de la cita de junio, y para analizar el funcionamiento de la organización bajo la presidencia pro témpore de Cuba.

Actualmente y como cualquier otra región del mundo, el Caribe tiene ante sí una serie de retos que deben ser enfrentados tanto a corto como a largo plazos para garantizar la estabilidad y la prosperidad de la región, que cuenta con grandes potencialidades.

UN PLAN DE ACCIÓN A RENOVARSE

La Carta Constitutiva de la AEC, firmada el 24 de julio de 1994 en Cartagena de Indias, Colombia, promueve la cooperación de los Estados Miembros aprovechando el espacio geográfico que comparten en la zona caribeña.

La organización, cuyo lema es Promover el desarrollo sostenible del Gran Caribe, se centra en varios tópicos esenciales para la región como el comercio, el turismo, el transporte y los desastres naturales.

Para ello es necesario fortalecer los mecanismos de coordinación de acciones y cooperación, por lo que en la Cumbre de La Habana se prevé la aprobación de una Declaración y un Plan de Acción, pues el anterior comprendía los años 2013 y 2014.

Ese documento, llamado Plan de Acción de Pétion Ville fue adoptado en la V Cumbre de la AEC, celebrada en abril del 2013 en esa ciudad haitiana, y contiene seis puntos importantes con diversos acápites.

Entre ellos se encuentra el turismo sostenible, dentro del cual se prevé el establecimiento de la Zona de Turismo Sostenible del Gran Caribe, la implementación de un programa de policía turística, y la celebración de un taller anual para la protección al turista.

Otro de los puntos es el desarrollo del comercio y las relaciones económicas externas mediante la promoción de pequeñas y medianas empresas en la región, el empoderamiento de la mujer en ese acápite, así como el fortalecimiento del Banco de Desarrollo del Caribe.

El plan de Acción del 2013 planteaba también la cooperación en el tema de reducción del riesgo de desastres, la realización de acciones para revitalizar las rutas marítimas y aéreas del Caribe, y el accionar en el área de la educación, cultura, ciencia y tecnología.

Durante la VI Cumbre efectuada hace dos años en México, los Estados Miembros de la AEC expresaron su satisfacción por los logros alcanzados con el documento de Pétion Ville, sin embargo ya es hora de elaborar uno más actualizado con las problemáticas y retos del Caribe en el 2016.

LUCHANDO CONTRA EL NARCOTRÁFICO

Durante la tercera sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS 2016), efectuada por primera vez en casi dos décadas, se realizó un análisis sobre los progresos alcanzados en cuanto al combate al tráfico de drogas y los retos que ello supone.

El encuentro, efectuado el pasado abril, sirvió como plataforma para acordar darle un nuevo enfoque a la lucha antidroga: debe ser abordado desde la parte de los derechos humanos y la salud pública, sin bajar la guardia al crimen organizado.
Asimismo, en la Comisión de Estupefacientes de la ONU, celebrada en marzo, el director ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el

Delito (UNODC por sus siglas en inglés), Yuri Fedotov, apuntó que “casi 200 000 personas pierden su vida cada año por sobredosis o por otros problemas médicos relacionados con las drogas”.

Precisamente, el tráfico de drogas es uno de los problemas que aqueja a la zona del Caribe, utilizada como una ruta alternativa para su tránsito desde los países productores de Sudamérica hasta las regiones de Norteamérica y Europa, debido al combate que se ha realizado en México en contra de las mismas.

La UNODC posee un programa con un presupuesto de 11,7 millones de dólares para el periodo 2014-2016, y uno de sus principales objetivos es combatir el tráfico de drogas y el combate a la corrupción y el lavado de dinero.

En enero del 2015, Estados Unidos anunció un plan estratégico para combatir el narcotráfico en el Caribe, siendo esta la primera iniciativa de su tipo.

En el caso particular de nuestro país, se comparte información táctica con las autoridades de EE.UU. con relación a los barcos que transitan por Cuba y que son sospechosos de tráfico, con el objetivo de coordinar respuestas conjuntas.

En este contexto, la VII Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe será la plataforma para analizar y buscar de manera conjunta soluciones a las principales problemáticas de la región.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar