Imprimir
Categoría: Gobierno
Visto: 209

Portal del ciudadano en Amancio. Foto: Ana Iris Figueredo Torres

Cuba atraviesa un proceso de digitalización de la sociedad que incluye la búsqueda constante de herramientas que faciliten la prestación de servicios a la población y permitan mejorar la gestión de los gobiernos en las correspondiente estructuras y niveles.

El Portal del Ciudadano es una herramienta digital que posibilita denunciar cualquier situación que afecte el desarrollo de la sociedad cubana.

Política y Gobierno, Vivienda, Transporte, Salud, Educación, Acueductos y Alcantarillados y Trámites de Planificacion Física, son algunos de los sectores que tienen presencia en el Portal, además de brindar información sobre cómo se estructura la Asamblea y mostrar algunos elementos relacionados con la historia local.

Asimismo la utilización de esta vía fortalece la divulgación en las entidades, las cuales cuentan con un mecanismo para transmitir información sobre sus servicios al público y noticias a la población.

Sin dudas, esta página web permitirá un mejor acercamiento de la población a la gestión del gobierno local, así como la aproximación de los gobiernos locales a los ciudadano.

Sin embargo, pienso, hay que educar a los ciudadanos en utilizar correctamente este canal que, en un futuro cercano, será una herramienta eficaz para llegar a diversos públicos y agilizar la respuesta de los organismos.

Justo cuando en Cuba apostamos por la transparencia en la gestión de gobierno y por estrechar las vías de comunicación con el pueblo, esta es una herramienta que debemos aprovechar y demostrar su eficia en el logro de una sociedad mejor.

Resta entonces que todos los factores involucrados desde el consejo popular hasta el maximo órgano de gobierno, derroche interés y seriedad en la resolución de los aspectos señalados por la población en esta plataforma digital.

Aunque solo cuenta con una semana de su puesta en funcionamiento, aún se liman detalles para alcanzar el producto lo mejor posible y hacerlo más accesible a los amancieros.

Larga vida a esta herramienta y la invitación a darle un uso correcto que conduzca a esa sociedad más justa a la que todos aspiramos.