Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba  

Eduardo Rubén Ruiz, fundador del Partido Comunista de Cuba. Foto: Rafael Aparicio Coello.

Entre los fundadores del Partido Comunista de Cuba, (PCC) en el municipio de Amancio, se encuentra Eduardo Rubén Ruiz, un hombre que desde muy joven sintió la necesidad de luchar por las causas más justas.

Este amanciero de pura cepa cuenta que ha estado vinculado a las actividades partidistas desde el año 1946, cuando se alió al líder obrero Amancio Rodríguez Herrero en la comunidad periurbana de La Lomita en el antiguo central Francisco, donde residía. Desde aquella época comenzó a militar en las filas del Partido Socialista Popular.

Luego del triunfo de la Revolución Cubana en el 1959 siguió el proceso de restructuración de esa organización y hoy se dice con mucho orgullo ser de los que iniciaron la cantera de la vanguardia de la Revolución Cubana y han forjado sus cimientos.

Aunque han pasado los años y ha vivido más de 80 almanaques  continúa militando en un comité zonal donde se reúnen y analizan el acontecer de las distintas estructuras y centros laborales que tienen en su radio de acción para que todo marche adecuadamente, pues ese el papel del Partido, el de orientar y encaminar, cada uno de los procesos que se desarrollan en nuestra sociedad.

Para Eduardo pertenecer al Partido Comunista de Cuba es además de un merito ganado con su ejemplo y consagración, un compromiso con la Revolución a la que se debe y el orgullo más grande de su vida.

Confiesa que ha cumplido todas las tareas que se le han encomendado y así seguirla hasta el final de sus días fiel a sus ideales a Fidel y a Raúl.