La Madre Natura siempre nos depara sorpresas como demostrando su capacidad incuestionable de creacción, transformación y evolución.

TRIPODE.

Este minino, convertido por obra y gracia de la vida en mutilado, no disimula su discapacidad y por derecho propio es una mascota de la comunidad.

EQUIDAD.

La autora de estas posturas tiene el difícil record de poner todos sus huevos, bastante grandes por cierto, del mismo tamaño. Esta virtud le evita engrosar la dieta alimentaria de sus dueños.

PRECOCIDAD.

Esta pequeña planta de banano, desoyendo consejos y advertencias, se lanzó a la aventura de la maternidad y como constancia de su ingenua precocidad quedó la evidencia a mitad de su tallo.