Los Joven Club de Computación y Electrónica surgidos hace 27 años con el propósito de fomentar una cultura de informatización en el país no pierden su esencia.

Durante estas más de dos décadas dichas instituciones se han convertido en la computadora de la familia cubana y ha permitido a varias generaciones nutrirse de los rudimentos de varias herramientas de la computación.

En estos momentos como parte de la actualización del modelo económico cubano, así como de garantizar la sostenibilidad de esa organización se decidió iniciar el cobro de un grupo de servicios hasta el momento gratuitos.

David González Verdecia, director de la red de Joven Club en el municipio de Amancio, dijo que esta es una preocupación de las personas asiduas a visitar estos centros, pero ellos continuarán ofertando cursos a las personas que necesiten elevar sus conocimientos.

González Verdecia destacó además que los productos que comercializan son de factura nacional y tienen una elevada confiabilidad, además de la preparación de los especialistas para prestar al cliente un servicio de calidad.

En este sentido Ivón del Valle Milian, técnica de cuadros en la Unidad Presupuestada Servicios Comunales en esta localidad del sur tunero, dijo que su entidad ha solicitado esa asistencia y ha sido muy beneficiosa.

Asimsimo la cliente Laritza Cruz Hernández, dijo que el servicio es confiable, los especialistas tienen buena preparación, gozan de prestigio, y los precios son asequibles.