El Ejercito Juvenil del Trabajo (EJT) en el municipio de Amancio ubicado a unos 100 kilómetros de la ciudad de Las Tunas juega un importante papel en la defensa de la patria, la producción de alimentos y la zafra azucarera.

Los miembros del EJT en esta localidad, arriban a su 42 aniversario  enfrascados en  un grupo de tareas, entre las que se destaca el cumplimiento la siembra de caña y el desmonte de marabú para extender el macizo cañero.

Esta fuerza esta enfrascada en la producción de viandas, hortalizas y carnes, renglones de importancia para garantizar la alimentación del pueblo y de las tropas, aseguró Nelsa Sosa García, secretaria del Sindicato Civil de Trabajadores de la Defensa en la entidad.

La preparación para la venidera contienda azucarera es el reto fundamental por lo que se encuentran enfrascados en un grupo de acciones dentro de las que se encuentran la preparación de los oficiales, sargentos y soldados.

El Ejercito Juvenil del Trabajo en el municipio de Amancio arriba a sus 42 aniversario,  con el cumplimiento de las principales tareas, económicas políticas y sociales.