Uno de los sectores más afectados en nuestro país con el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos, es el transporte. En el municipio de Amancio, la innovación tiene la última palabra.

El colectivo de trabajadores no espera por la llegada de piezas ni recursos; con lo que tienen en sus talleres enfrentan las reparaciones de los vehículos para continuar prestando servicios a los pobladores.

Acerca del tema, el programa Micrófono Abierto, abordó varias aristas para conocer la situación actual en este sector. Leandro Hernández, director de la Unidad Empresarial de Base Transporte y Carga General,  refirió que la entidad supera las dificultades técnicas y mantiene las salidas de las rutas, según lo planificado.

Por su parte, Ismael Quesada, jefe de brigada de la Terminal de Ferrobuses en la localidad, explicó cómo laboran para garantizar la transportación hacia las comunidades rurales, teniendo en cuenta la encases de  piezas de repuesto.

Otras aristas acerca del tema también fueron debatidas. Tal es el caso del mantenimiento de las vías tanto terrestres como férreas. Además, se conoció la estrategia para las rutas priorizadas como el poblado costero de Guayabal, y la ciudad de Las Tunas.