Con el objetivo de responder a las inquietudes de las mujeres, jóvenes, adolescentes, parejas y la familia en general que acude a las sedes de la  Federación de Mujeres Cubanas buscando ayuda surgen en 1995 las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, por idea la nuestra eterna federada Vilma Espín.

Con un radio de acción que abarca mucho más segmentos poblacionales que el  de la mujer y la familia, en Amancio las principales líneas de trabajo se dirigen hacia la orientación individual, el trabajo grupal y la capacitación.

En Amancio un equipo multidicisplinario labora en esta labor humana y revolucionaria,en la que se ncluyen psicólogos, juristas, representantes del sector de la educación y otros que se reúnen de forma voluntaria.

También cuentan con la colaboración de los diferentes factores lo que ha garantizado los resultados y satisfacciones que han tenido desde su fundación.

Una aceptación considerable se  muestra además en los programas de adiestramiento que ofrece la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia a la población de esta localidad, asì como ofrece diferentes cursos para preparar en determinados oficios a hombres y mujeres con o sin vínculo laboral.

Sin lugar a dudas en nuestro municipio la Casa de Orientación a la Mujer y la Familia es una muestra ineludible de la labor de la Federación de Mujeres Cubanas en el trabajo de hacer más apta a la familia en la labor de educar a sus hijos y de consolidar nuestras tradiciones éticas y patrióticas.