Foto: Rafael Aparicio CoelloCon la inocencia  en el rostro y una mirada sazonada de  admiración, llegó a nuestros estudios. Enseguida entabló una conversación muy franca,  alejada de formalismo, altisonantes frases y si cargada de mucha modestia y deseos por  descubrir un pasado que ebulle en su memoria como volcánica lava.

Una permanente sonrisa se dibuja en los labios de Leonardo Nieto Remón, un joven amanciero que, desde la infancia,  navegó por las faldas de la inquietud y la experimentación  y   se declara amante del teatro y  el deporte. Me  cuenta de sus incursiones en la Radio, de las horas robadas al sueño para  estudiar libretos y someterse a pruebas en un mundo, muchas veces, adverso a jóvenes llegados a La Habana desde el interior del país.

Se mantuvo firme. Estudió hasta el delirio y encontró una brecha para hacer pequeños papeles en la serie policiaca, "Tras la Huella". Directores y actores de mayor experiencia comenzaron a fijarse,  a confiar  y valorar  las condiciones histriónicas del guajirito llegado de Amancio, un municipio de la oriental provincia de Las Tunas.

Pero antes de ingresar al mundo de las cámaras y las luces,  se apasionó por los deportes, llegó a graduarse  en el Instituto Superior de Cultura Física  Manuel "Piti" Fajardo.  "En esos trajines matriculé un curso para actores de teatro, lo aprobé y comencé a buscar trabajo.  El ambiente artístico es muy difícil, me sobrepuse a las adversidades y Jorge Alonso Padilla (director de programas) me propuso un papel en la telenovela "Cuando el amor no alcanza" , pasé la prueba y  lo logré".

"Es una gran responsabilidad realizar ese trabajo. El espacio televisivo con un elenco de lujo,  ocupa  un lugar preferencial en la parrilla de programación, lo siguen muchas personas, que son en definitiva el verdadero juez de mi actuación. Interpreto  el hijo de Mela, personaje encarnado magistralmente por Alicia Bustamante, y tuve que cargarme de mucha pasión  y entrega por la complejidad del mismo. Lo siento pero no puedo adelantar nada del desenlace final  de la novela, no resultaría ético".

Sin darse cuenta, entre apretones de primos, otros familiares, admiradoras y curiosos, Leonardo Prieto Remón, remontó la Historia, caminó senderos archivados en su memoria, agradeció la acogida en la emisora de radio de su tierra natal y envió un mensaje de amor y repeto al pueblo que lo vio crecer y ahora lo puede admirar en sus presentaciones televisivas.

La telenovela "Cuando el amor no alcanza",  fue escrita por Maité Vera con la colaboración de Consuelo Ramírez y Jorge  Alonso Padilla, quien es además el director de la puesta en pantalla. La nueva puesta que transmite Cubavisión, versa sobre conflictos de pareja que conllevan a la infidelidad, mientras invita a la reflexión sobre la importancia de la lealtad y la unión familiar.