Acompañado por su guitarra, inseparable compañera de toda la vida, Gaspar Esquivel Suárez, es uno de los personajes de este municipio de Amancio que ha dejado su impronta en la vida de todos los que lo rodean.

Con 25 años como miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, UNEAC, Gaspar Esquivel, ha demostrado que no hace falta una gran orquesta para hacer mover a las masas, solo es necesario talento y mucho amor.

Trovador, sonero y guarachero por excelencia, Gaspar ha dedicado  toda la vida a la cultura, de sus manos salieron importantes proyectos como el evento “Guarachando compay gallo”, el cual rescata uno de los géneros musicales más auténticos de la isla, la guaracha.

Gaspar es conocido, no solo en el lugar que lo vio nacer, también sus canciones han sido tarareadas en  importantes plazas cubanas y de otros países.

Para este hombre de arte, que hoy festeja junto a todo el pueblo los 50 años de creada la UNEAC, recibir el aplausos de los que viven en  las más remotas comunidades rurales es la mayor recompensa por lo que hace.