Mario Luis Almanza Tasis nunca pensó que los pinceles y las paletas tocarían cada fibra de su sensibilidad. Por eso, el ingreso a la Escuela de Instructores de Arte Rita Longa, de la provincia de Las Tunas, fue un dulce  sueño que todavía acaricia con la ternura desbordante de su talento creador.

Proveniente de la cuarta  graduación de la Brigada de Instructores de Arte José Martí, Mario no se arrepiente de su decisión, pues considera que ha sido la más importante de su vida como artista y ser humano.

“El arte para mí es lo fundamental por que es el medio que yo utilizo para expresar mis sentimientos y mi ideología; para sembrar valores y conductas positivos en los jóvenes”, así piensa este muchacho de andar rápido, que labora como instructor en el Instituto Preuniversitario Urbano (IPU) Gerardo Rodríguez Arias, donde logra interesantes experiencias.

Intercambiar con jóvenes y contribuir a su formación integral, es un reto y un privilegio en el empeño de  socializar el alma de los seres humanos, incorporando valores éticos y morales.

Siempre busca por aquí y por allá; no desaprovecha los espacios disponibles, y  lo hace por medio de singulares creaciones para sembrar colores. “Expongo dibujos sobre papel periódico, una iniciativa que desarrollo en un taller, donde  participan también estudiantes con aptitudes artísticas”.

La idea de Mario surgió teniendo en cuenta las carencias de papel y otros materiales que  tradicionalmente se emplean en la pintura.

“El método para pintar lo presenté en un evento del Fórum de Ciencia y Técnica a nivel provincial, donde alcanzó categoría de Revelante, por la calidad e impacto en el ahorro de materiales”.

Mario da rienda suelta a su manera de expresar los sentimientos; le imprime un hálito de misterio a cada obra suya, haciéndola más poética, interesante y  atractiva.

En diferentes escenarios locales, la  reacción del público ha sido muy favorable, y causa gran impresión en quienes saben apreciar el buen arte.

Para Mario Luis Almanza Tasis el mundo se le presenta lleno de nuevas aventuras y retos, desde la visión de un pintor auténtico y dueño de un sello único.