Las opciones culturales son un complemento decisivo en el programa de actividades que por estos días es ya una realidad en el municipio de Amancio, como parte de la campaña nacional Verano por más.

La temporada estival correspondiente al año 2012, con fuerte predominio de altas temperaturas y un sol radiante que descarga su luz sobre el trópico, reserva variadas propuestas artísticas, y a la vez significa muchas horas de arduo empeño para los trabajadores de la Dirección Municipal de Cultura.

Ni las limitaciones impuestas por la crisis que azota al sistema capitalista mundial y el bloqueo de Estados Unidos contra la mayor isla del Caribe, constituyen obstáculos para frenar la creatividad de quienes tienen sobre sus hombros la meta de proporcionar una recreación sana y culta, y cuyo objetivo es el enriquecimiento espiritual de niños, jóvenes y adultos, preservando sus valores identitarios.

Con recursos propios y la participación de artistas aficionados y profesionales, las comunidades amancieras son testigos de lo que puede hacerse para el alma divertir y engrandecer. Las acciones para ese fin son diversas: reanimaciones en asentamientos periurbanos y rurales, donde el arte hace la maravilla gracias a la labor de los promotores culturales, cuyo papel es insustituible como entes activos que movilizan y transforman los entornos.

Descargas trovadorescas, competencias de baile, pinceladas humorísticas y teatrales, exposiciones de artes plásticas, declamaciones, exhibición de muestras audiovisuales, entre ellas filmes de factura nacional, y otras, conforman un abanico de propuestas al alcance de todos los públicos.

Las instituciones culturales amancieras mantendrán una cartelera dinámica con un matiz comunitario; sobresale la Casa de Cultura Sergio Reinó, con peñas del bolero, expresión musical revivida en las exquisitas voces de Yanilux Cordoví y Rubén Rosales, así como los encuentros dominicales del Grupo Antares y el Club de la Década Prodigiosa; las retretas de la Banda Municipal de Conciertos; las Lecturas de Verano, que organizará la Biblioteca Publica Julio Antonio Mella; los homenajes a juglares veteranos, patrocinados por el Centro de Promoción Musical Benny Moré, y las visitas a sitios de valor histórico y patrimonial, guiadas por especialistas del Museo Amancio Rodríguez Herrero.

Por ser el segmento poblacional a quien va dirigido el proyecto veraniego, los  jóvenes de esta localidad ubicada al suroccidente tunero  también tienen a su alcance varios espacios en parques y plazas, para disfrutar de música grabada y espectáculos con la confluencia de otras manifestaciones artísticas.

Cultivar la mente y el espíritu con una perspectiva culta y sana, utilizando los recursos disponibles y el talento local, es la razón que mueve al sector de la cultura en Amancio,  acercando sus sueños y realizaciones a un pueblo que valora y comparte la obra creada por el hombre para enaltecer la vida.