Las aulas anexas surgen como resultado del déficit de base material de estudio especializada existente para la formación de los estudiantes de la enseñanza técnico profesional en el país.

En el municipio de Amancio en el politécnico “Juan Manuel Ameijeiras”, centro de este tipo de educación, explicó que para el presente curso escolar cuentan con una proyección de 32 aulas anexas que tienen como fin consolidar los conocimientos teóricos de los estudiantes en las distintas especialidades para prepararlos para su futuro oficio.

Lilian Lastre Padrón, Subdirectora de la Enseñanza Técnica en la institución educacional, explicó que algunas de ellas ya funcionan en las distintas empresas, entidades y organismos de la localidad, en las especialidades de Chapistería, Mecánico de taller, Comercio, Gastronomía, Contabilidad, Electricidad y Maquinaria azucarera.

Lastre Padrón precisó que el estudiante recibe en el aula una serie de conocimientos teóricos que se convierten en el sustento para poder introducirse en el mundo de la práctica y vincular el estudio con el trabajo.

Explicó además que los alumnos en estos lugares reciben los contenidos que los especialistas de la producción son capaces de trasmitirles para que ellos completen la formación integral que necesitan cuando culminan su especialidad y estén preparados para el mundo laboral.