Con la premisa de que la producción de alimentos constituye hoy un problema de seguridad nacional y un imperativo, en el municipio de Amancio tuvo lugar el Primer Festival de Círculos de Interés Agropecuarios y Forestales.

Alumnos provenientes de centros de las enseñanzas primaria y especial en esta localidad del suroccidente tunero,  impresionaron por el alto nivel de conocimientos y habilidades.

Los colectivos pioneriles de capacitación y de cultivo de la  Moringa Oleífera, en representación de la Escuela Primaria Anastasio Quiñones, se llevaron las palmas, en tanto el de la Agroindustria Sabino Pupo, del Seminternado Abel Santamaría Cuadrado, resultó el más integral.

También hubo reconocimiento para los círculos de interés de Frutales, del Seminternado Abel Santamaría, de Vegetales y Plantas Medicinales, del centro escolar Vicente Pérez, así como una mención para la especialidad de Floricultura, expuesta por estudiantes de la Escuela Especial Darío Guevara Cabrera.

Martha Urquiza Atencio, presidenta de la junta directiva de la Asociación Cubana de Técnicos Agrícolas y Forestales (ACTAF) en Amancio, precisó que este encuentro deviene cantera de formación vocacional y orientación profesional para los futuros técnicos, obreros calificados y profesionales encargados de hacer producir la tierra,  única y verdadera fuente de riquezas que garantiza la sostenibilidad del planeta y sus habitantes.