Hoy  25 de octubre, se cumplen dos décadas  de condena al bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace casi medio siglo.

Los 11 millones de cubanos estaremos pendientes a la votación del informe en la Asamblea General de Naciones Unidas, sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra la isla.

Los cubanos, somos un pueblo que ha demostrado la valía de su dignidad y fortaleza al soportar  las carencias, limitaciones y retardos ocasionados por el bloqueo  al desarrollo nacional.

La denuncia llega desde cada rincón de esta, La mayor de las antillas, y es que  el bloqueo quebranta el derecho internacional y constituye una trasgresión a la paz, el desarrollo y la seguridad de nuestro Estado.

Viola los derechos humanos de todo un pueblo, también infringe las libertades constitucionales de los norteamericanos, al impedirles viajar a la Isla.

La mayoría de los países del mundo se han manifestado contra el genocidio que el gobierno  de Estados Unidos ha mantenido contra  Cuba.

Nuestro pueblo tiene todo el derecho de preservar su independencia, porque somos, desde hace más de 50 años, un país libre y soberano.