Imprimir
Categoría: Medio ambiente
Visto: 283

Incendio agrícola

Desde el 4 de mayo se desarrolla en Cuba la Semana Nacional de Protección Contra Incendios, atemperada a las condiciones excepcionales que impone la situación epidemiológica del país, impuesta por el nuevo Coronavirus.

En su edición 54, en el municipio de Amancio, las acciones principales estarán encaminadas a minimizar las causas y condiciones que provocan tales percances, con la premisa de que son evitables; socializar y consolidar la cultura de seguridad en los centros laborales y continuar fortaleciendo el papel de los organismos e instituciones estatales en el cuidado de los objetivos económicos.

De acuerdo con el Capitán Liesner Douconget Rodríguez, jefe del Cuerpo de Bomberos en esta localidad del sur tunero, a pesar de estar reducidas   las acostumbradas acciones a realizar en esta etapa, por la presencia de la Covid-19, se intenciona el reforzamiento de todas las medidas de seguridad en materia de protección.

Se verifica la creación de vías de evacuación y la existencia de las áreas contra incendios, además de chequear el estado de las instalaciones eléctricas, así como las reservas de agua que deben existir en algunos organismos para sofocar cualquier siniestro.

Doucunget llamó la atención sobre el reforzamiento de las medidas en el sector residencial, insistiendo en el uso del gas licuado, dispositivo que debe ubicarse en un lugar protegido y ventilado, verificar la correcta instalación de la cocina y cerrar la llave una vez que se termine de utilizarse.

Señaló, además, que se deben chequear las instalaciones eléctricas y que estas se usen racionalmente, tratando de evitar las conexiones simultáneas de un mismo dispositivo para evitar explosiones por un sobrecalentamiento y por ende un posible incendio.

Por su parte, Sergio García Puga, representante del Cuerpo de Guardabosques en Amancio, dijo que ellos dan cumplimiento a un grupo  de acciones para evitar la ocurrencia de siniestros en las zonas boscosas  con prioridad en el bosque de San Miguel del Junco, donde no se reportan  incendios en lo que va de año.

En el municipio de Amancio, el año en curso ha existido un incremento en la ocurrencia de incendios a consecuencia de la acumulación de materiales combustibles en las áreas yermas, con mayor incidencia en el sector agropecuario.