Día mundial de lucha contra la desertificación y la sequía

La prolongada sequía que sufre Cuba ha obligado al país a intensificar las acciones  sobre el manejo sostenible de tierra, como parte de la lucha por disminuir la desertificacion.

A esto se suma la deforestación, el establecimiento inadecuado de cultivos y plantaciones, el manejo deficiente de las tecnologías de explotación agrícola y  de las áreas bajo riego, entre otras causas.

Por ese motivo, el llamado este 17 de junio,  en el que estamos celebrando el Día mundial de lucha contra la Desertificación y la Sequía, es a promover en el municipio de Amancio, un  adecuado manejo de suelos, aguas y bosques, así como implementar iniciativas que permitan dar un vuelco al cambio climático y  la relación de estos con los eventos meteorológicos extremos  que ocurren en el país.

Por ejemplo en esta localidad ubicada al sur de Las Tunas, se intenciona la siembra de  especies forestales y frutales, y otras  protectoras del suelo, con mayor hincapié en las margenes del rio Sevilla, principal fuente hidrográfica del municipio, ademas de incrementar la productividad de las áreas afectadas por diferentes causas  como la compactación, salinidad y erosión y de esta manera eliminar los impactos negativos en la biodiversidad.

Pero les aseguro que lo mas importante es que tomemos conciencia de que las actividades humanas son el principal motivo del comienzo de un proceso de desertificación en una zona vulnerable, de ahí la urgencia a adoptar medidas para frenar estos procesos.

Sepan ademas que el accionar puede ser muy distinto y variar según el lugar, el tipo de sociedad, la estrategia de aprovechamiento de la tierra y de utilización del espacio y las tecnologías empleadas.

El impacto ocasionado por las sociedades humanas no depende exclusivamente de su densidad,  existen numerosos casos en que este criterio cambia considerablemente según las estrategias y las tecnologías empleadas por las poblaciones.

Hoy la naturaleza nos convoca a ser creativos, a preservar nuestros recursos naturales y emplearlos en bien de la humanidad, a detener el deterioro , rehabilitar y conservar los arrecifes en todo el archipiélago cubano para así entregar un mundo mejor a las futuras generaciones.