Siendo aproximadamente las 11 de la noche del día de ayer, martes 4 de septiembre, ocurrió un accidente en la avenida Sergio Reinó, justo frente a la subestación eléctrica  que se encuentra a la entrada del municipio de Amancio.

De acuerdo con la información ofrecida por el primer teniente José Manuel Atucha, investigador criminal y el teniente Yohanys Sierra, perito, ambos de la estación de la Policía Nacional Revolucionaria en esta localidad, el vehículo es un panel marca CITROEN, de color azul, matrícula TSL-189, perteneciente a la Unidad Empresarial de Base Eléctrica.

El evento ocurre cuando el conductor, violando las regulaciones del Código de seguridad vial establecidas, perdió el control del vehículo lo que provocó el volque.

A consecuencia del mismo falleció el ciudadano Erasmo Barrera Piedra, de 16 años de edad, natural de Amancio, en tanto se encuentra hospitalizado, con peligro inminente para la vida en el hospital provincial Ernesto Guevara de la Serna de Las Tunas, Yainel Estrada Cerda de 21 años de edad.

Según la valoración médica del doctor Inel Miranda,  Yainel  esta reportado de muy grave con trauma craneo-cefálico y a nivel del miembro inferior derecho; se encuentra bajo efectos de la sedación y acoplado a ventilación mecánica artificial.

Al cierre de esta información mantenía parámetros vitales cerca de los límites normales, presión normal, pulso ligeramente rápido, orina bien y por el momento no se va a intervenir quirurgicamente.

Viajaban en el carro además, Yailé Lee León, quien fue remitida hacía el hospital provincial de Las Tunas, Ernesto Guevara de la Serna, para ser valorada por un neurocirujano por presentar traumas cráneo-facial y en la rodilla izquierda, mientras Andro Mendoza Mauro y Pedro Luís Portilla Aróstica, fueron atendidos y dados de alta, al presentar lesiones leves sin peligro para sus vidas.

De acuerdo a lo arrojado por la investigación preliminar, Yainel Estrada Cerda, quien conducía el auto en el momento del accidente, no estaba autorizado para ello y ninguno era trabajador de la entidad a la cual pertenece el vehículo, el que presenta daños irreparables, según valoración técnica.