Mientras la tormenta tropical Isaac se aleja de Cuba rumbo a las costas de la Florida en los Estados Unidos, el municipio de Amancio vuelve a la normalidad.

Lo anterior trascendió durante la reunión del Consejo Municipal de Defensa celebrado al filo del mediodía de este domingo donde se evaluaron de forma preliminar las afectaciones provocadas por el meteoro.

Los miembros del Grupo Económico Social, enumeraron los daños en el servicio eléctrico, árboles caídos, algunos perjuicios en renglones como  maíz y arroz, y las roturas en ventanas y tejas de fibrocemento de la Escuela Secundaria Básica en el Campo (ESBEC) Luis Nelio Bacallao.

En el encuentro se precisaron las acciones de limpieza e higienización de todo el litoral del poblado costero de Guayabal, pues la fuerza de los vientos y las penetraciones del mar derribaron árboles y arrastraron desechos sólidos que es preciso recoger en el menor tiempo posible.

En este sentido se enviaron brigadas de la Unidad Presupuestada Servicios Comunales y la Empresa Forestal, así como se convocó a la población de esta demarcación para apoyar esas labores.

Asimismo se analizó la vitalidad del municipio en cuanto a los servicios básicos de alimentación, atención medica, agua,  electricidad, disponibilidad de grupos electrógenos y servicios necrológicos, entre otros.

Dania Rodríguez Ramírez, Jefa del Grupo Económico Social en esta localidad del sur tunero, enfatizó en la importancia de que cada organismo conozca las afectaciones  del noveno organismo tropical de la actual temporada ciclónica.

Por su parte, Julio César Fernández Cisneros, Presidente del Consejo de Defensa Municipal en Amancio, dijo que ahora hay que estrechar la vigilancia hidrológica para preservar las zonas proclives a inundación, y actuar de forma rápida y eficiente si fuera necesario.