En el poblado costero de Guayabal, a unos 17 kilómetros de la cabecera municipal de Amancio, continúan las lluvias desde horas tempranas de esta madrugada, por lo que se adoptan las medidas para contrarrestar los efectos de la tormenta tropical Isaac.

De acuerdo con fuentes del puesto de mando del Centro de Reducción de Desastres activado en el litoral, se reportaron penetraciones del mar en algunas zonas, aunque no fueron muy significativas.

Los recursos materiales de la Empresa Pesquera (EPIGRAN) se encuentran  en lugares seguros, así como las embarcaciones.

Lo mismo sucede en la Empresa de Servicios  Portuarios (ASPORT), donde se realizaron actividades de limpieza de tragantes y azoteas.

Según declaraciones de  José Luís Bermúdez,  miembro del Consejo de Defensa, el puesto médico está listo para actuar en caso de emergencias, así como el transporte sanitario.

En  la comunidad rural de El Paraíso, donde se encuentra ubicado uno de los tres puntos de alerta temprana, se registraron 89 milímetros de precipitaciones a las 7:35 am, y hubo rachas de vientos superiores a los 50 kilómetros por hora.

En tanto, las panaderías y dulcerías del municipio de Amancio potencian los turnos de trabajo para garantizar sus producciones con destino a la población, tanto por la canasta básica como de manera liberados