Producción de alimentos

Para nadie es un secreto que el municipio de Amancio muestra una situación compleja en cuanto al tan debatido y necesario autoabastecimiento local.  Es común encontrar colas donde las personas pasan toda la noche esperando que lleguen los productos "para si alcanzan" ya que la cantidad depositada no cubre la demanda.

Es casi una utopía encontrar en los puntos de ventas, mercados y placitas de la localidad las anheladas viandas, hortalizas, frutas porque, sencillamente no existen.

Hace más de tres meses la llegada a Cuba del nuevo Coronavirus conllevó al rediseño de sistemas se trabajo donde la producción de alimentos y la capacidad de cada municipio para autoabastecerse, fueron el centro.

Pasado ese tiempo, la situación ya no es gris sino castaño oscuro, pues antes aparecían algunos ejemplares en mercados o puntos del trabajo por cuenta propia.

En estos momentos ninguno de los sectores tiene garantía de los alimentos para satisfacer la demanda de la población y mientras la población se las ingenua para llevar el plato de comida la mesa.

Según los responsables de la alimentación en la localidad, al cierre de junio los indicadores de acopio y distribución de productos estuvo muy por debajo de los índices de consumo, debido a dificultades presentadas en el el cultivo de algunos.

Pienso que es un tema del cual se ha dicho todo y lo que resta es un actuar más consecuente, que cada cual entienda que las producciones están destinadas a la población amanciera mediante los canales establecidos.

No bastan los encuentros con productores donde se les llama a la conciencia y la disciplina, ni el ratificado mensual de las contrataciones, ni la advertencia de que entregue los alimentos al Estado dueño de las tierras.

El sistema alimentario en Amancio es amplio y, como en la vida, existe diversidad de criterios. No se trata de apelar a la conciencia de quienes tienen la responsabilidad de producir lo que el pueblo necesita, porque las circunstancia demuestran que existe poca.

La producción de alimentos y el autoabastecimiento son aspectos debatido diariamente en cualquier espacio de la localidad.ṡ Hasta cuándo vamos a hacer llamados de advertencia o compromisos que quedan en el papel?

Reza la popular frase que "la mejor manera de decir es hacer". Entonces el reto actual del grupo agroalimentario en esta localidad es llevarle los productos al pueblo. Eso es lo que se necesita en estos momentos.