Imprimir
Categoría: Opinión
Visto: 513

Foto: Danay Naranjo Viñales

La sociedad que se ha construido en Cuba a lo largo de estos 60 años de Revolución tiene sus basamentos en los principios de igualdad y equidad, reflejados en todas las leyes y políticas del país.

Así se refleja en el artículo 41, del capítulo VI, de la Constitución de la República de Cuba, el cual establece que todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes.

La más reciente muestra de la materialización de ese precepto es la constitución de los destacamentos de apoyo popular a los agentes del orden público, medida que cuenta con el respaldo de la población amanciera.

"Es una medida buena, tenían que haberla adoptado hace mucho tiempo". Es el criterio común, quizás la frase más escuchada en cualquier lugar de la geografía amanciera.

"Resulta doloroso que usted permanezca varias horas en una cola  y al final, con un número bajito, no compre nada porque quienes pasaron primero se lo llevaron todo y luego se lo revendan al precio casi inaccesible", reconoce Yolanda Corrales.

Asimismo Yosdairis Salazar, trabajadora de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información plantea que "quienes trabajamos todo el día, para contribuir con el desarrollo económico del país, no tenemos tiempo para hacer colas ni para dormir en las tiendas esperando que entre algo. Con esta medida tendremos mayores oportunidades de adquisición".

No faltan quienes sugieren  mayor organización desde adentro. Como Rosario Estupiñán, quien pregunta "¿cómo saben los revendedores la mercancía que entrará a la tienda y para los cuales marcan días antes y venden turnos?, obviamente el personal de la tienda se lo dice?"

Desde el municipio de Amancio, al sur de la provincia de Las Tunas, crece el rechazo a estas conductas negativas que aun subsisten dentro de la sociedad, cuya expresión más común son los coleros, acaparadores y revendedores. Un fenómeno social en alza durante los tiempos de Covid-19, que echa por tierra todos los esfuerzos del Estado cubano para superar la difícil situación económica  que enfrenta el país.