Atención al niño en  sala de pediatría de Amancio. Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada.
Atención al niño en sala de pediatría de Amancio.
Foto: Niria Isabel Cardoso Estrada.

La hostilidad del gobierno de la Casa Blanca contra Cuba nos impone la más cruel de las políticas el bloqueo económico, comercial y financiero.

Esta inhumana práctica lacera sectores sensibles  como la salud y a grupo vulnerables de nuestra sociedad como son los niños y las niñas.

Los daños durante estas más de cinco décadas son millonarios y causan afectaciones directas en programas como el materno-infantil aseveró el doctor Germán Santiesteban Acosta, especialista en Pediatría de los servicios de salud del municipio de Amancio.

En la localidad en estos momentos están diagnosticados con tumores malignos tres infantes que reciben tratamiento con citostáticos, medicamentos altamente costosos para el país, la mayoría de ellos se comercializan y se producen por firmas o sucursales estadounidenses y se deben comprar por terceros países lo que encarece los costos, explicó Santiesteban Acosta.

El especialista, dijo además que en la localidad hay niños con cardiopatías isquémicas que no han podido ser operados porque requieren determinados tipos de catéter o sondas que se pasa al corazón y es lo que permite que se bombee la sangre al momento de la cirugía y como son producidos en Estados Unidos no se pueden comercializar con la Isla.

Además se dificulta la adquisición de medicamentos, reactivos de laboratorio, películas de rayos x, entre otros materiales e insumos.

No obstante destacó el especialista que el gobierno cubano busca alternativas para garantizar la salud de cualquier pequeño o pequeñas que llegue con alguna patología aguda a los servicios de salud de nuestras unidades de salud.

A pesar de que el águila imperial se ensañe contra la Mayor de las Antillas seguiremos apostando por la capacidad de nuestra gente que se levanta cada día para  que el sol  ilumine la sonrisa de niños y niñas.